BLOG

¡Cuidado! Sexismo en la terapia

La terapia psicológica es un espacio destinado a ayudar a las personas a enfrentar y superar una gran variedad de problemas psicológicos. Sin embargo, en ocasiones, este entorno de apoyo puede verse comprometido por la presencia del sexismo y machismo. Aunque nos parezca sorprendente, el contexto terapéutico también puede ser un lugar donde sentirnos en situaciones de opresión y desigualdad.

A pesar de los avances en la igualdad de género y el feminismo en la sociedad, las actitudes sexistas siguen existiendo en diversas formas y pueden afectar negativamente la experiencia terapéutica. En este artículo, exploraremos cómo el sexismo y el machismo pueden manifestarse en la terapia y por qué es esencial abordar estos problemas para promover un ambiente terapéutico inclusivo y respetuoso.

¿De qué hablamos cuando hablamos sexismo?

El sexismo se refiere a un conjunto de creencias, actitudes y prejuicios arraigados en la sociedad que se basan en la diferencia de género y que pueden influir en la forma en que las personas perciben, evalúan y se relacionan con otros individuos. Estas creencias sexistas pueden llevar a la discriminación, la desigualdad de género y la perpetuación de estereotipos dañinos.

En terapia, estas actitudes y creencias pueden manifestarse de diversas maneras:

  • Sesgos de género: Lxs profesionales de la psicología pueden presentar prejuicios que les lleven a tratar de manera diferente a las personas que acuden a sesión según su género. Esto puede afectar la calidad y la eficacia de la terapia.
  • Estereotipos de género: Los estereotipos de género pueden influir en la forma en que lxs profesionales de la psicología interpretan los comportamientos de la personas que acuden a terapia. Por ejemplo, asumir que una mujer es emocionalmente frágil o que un hombre debe ser fuerte y reprimir sus emociones.
  • Desvalorización de las experiencias de género: El sexismo puede llevar a minimizar o desestimar las experiencias y los problemas relacionados con el género. Esto puede hacer que nos sintamos incomprendidxs y no validadxs durante la sesión.
  • Falta de atención a las dinámicas de poder: En algunas terapias, lxs psicólogxs puede no abordar adecuadamente las dinámicas de poder en juego, especialmente cuando se trata de relaciones abusivas o controladoras.

El impacto del sexismo en la terapia

Cuando el sexismo y el machismo se infiltran en la terapia, el impacto en lxs personas que acuden a sesión puede ser significativo. Esto incluye:

  • Desconfianza en lxs psicólogxs: Si una persona siente que su terapeuta no lo trata con igualdad o lo juzga por su género, es probable que se desarrolle una desconfianza en la relación terapéutica.
  • Falta de progreso: Los sesgos de género pueden dificultar que nos abramos y compartamos nuestros problemas de manera honesta, lo que puede obstaculizar el progreso terapéutico.
  • Agravamiento de problemas: En casos graves, la presencia de este sexismo durante la intervención psicológica puede agravar los problemas psicológicos al perpetuar situaciones de violencia. Por ejemplo, tal vez se favorezca la decisión de ser madre en una mujer que no desea serlo, favoreciendo así sus inseguridades e insatisfacción vital.

Vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=wBtDRQEqlVw

Abordando el sexismo en la terapia

Es fundamental que lxs terapeutas estén capacitados para reconocer y abordar el sexismo y el machismo en la terapia. Algunos pasos que pueden tomarse incluyen:

  • Educación y sensibilización: Lxs terapeutas deben recibir formación en igualdad de género y feminismo, así como ser conscientes de sus propios prejuicios. Esto les permitirá proporcionar una mejor atención psicológica.
  • Fomentar la comunicación abierta: Lxs terapeutas deben crear un espacio seguro donde las personas que acuden a sesión se sientan cómodxs compartiendo sus experiencias relacionadas con el género.
  • Cuestionar estereotipos: Lxs terapeutas deben desafiar y cuestionar los estereotipos de género cuando surgen en la terapia, promoviendo una comprensión más completa de las experiencias de quien acude a terapia.
  • Empoderamiento de la persona que viene a terapia: Ayudar a lxs personas que acuden a terapia a reconocer y resistir el sexismo y el machismo en sus vidas cotidianas puede ser una parte importante de la terapia.

«El sexismo en terapia es como una sombra que se cierne sobre el proceso de curación, oscureciendo la capacidad de las personas para sanar y crecer en igualdad. Solo cuando enfrentamos y desafiamos estas sombras, podemos ayudar a nuestros pacientes a encontrar la luz y la igualdad que merecen.»

Laura S. Brown

El sexismo pueden ser barreras significativas para una terapia efectiva y centrada en la persona que acude a consulta. Reconocer y abordar estos problemas es esencial para garantizar que todos lxs individuos reciban una atención psicológica igualitaria y respetuosa. Al hacerlo, podemos avanzar hacia un mundo donde la igualdad de género sea una realidad en todos los aspectos de nuestras vidas, incluida la terapia.

Compartir en redes:

Facebook
Twitter
LinkedIn

Artículos relacionados

Escrito por:

Normalmente, cuando pensamos en violencia, nos enfocamos en su manifestación física o psicológica. Sin embargo, en nuestra vida cotidiana nos enfrentamos a formas más sutiles o silenciosas de abuso que son igualmente perjudiciales. Entre estas formas de abuso se encuentra...

Escrito por:

Seguro que ninguna de nosotras tiene que remontarse demasiado tiempo en el pasado para pensar la última vez que la llamaron “loca”, “histérica”, “exagerada”, “estrecha”… Tal vez unos meses, unas semanas. Mucho menos si hemos sido directas al comunicar algo en...
Y si no quiero adaptarme, ¿qué? La adaptación como aprendizaje de supervivencia. Adaptación para vivir. Adaptación para no morir. Adaptarme a no frenar en un semáforo en rojo para que no me asalten. Adaptarme a bajar la mirada si hay...

Contáctanos

Te ayudamos

Nos puedes contactar en 915 760 087 o 640 949 625. Si prefieres, puedes enviarnos tu número y nosotros te llamamos.

Presencial

Online

Idiomas

Responsable: INSTITUTO TERAPÉUTICO DE ANÁLISIS DE CONDUCTA (ÍTACO PSICÓLOGOS) Finalidad: Atender tus consultas y envío de información. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros. Derechos: Puedes ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión detallados en nuestra política de privacidad.

Escríbenos
ÍTACO Psicólogos
¿Cómo podemos ayudarte?