TERAPIA DE PAREJA

La terapia de pareja es un trabajo psicológico conjunto entre las dos partes de una relación sentimental y su terapeuta; habitualmente está orientado a evaluar los posibles problemas en dicha relación y proveer a la pareja de herramientas específicas de comunicación, entre otras habilidades, para solucionar los conflictos.

Un problema de pareja supone la insatisfacción de uno o ambos miembros con la dinámica de la relación, lo que genera malestar en la misma y es fuente de otros múltiples posibles conflictos. Algunos de estos problemas pueden estribar en desacuerdos en el seno de la pareja, afrontamiento de situaciones vitales estresantes o códigos inadecuados de interacción.

Además de estas situaciones, la terapia de pareja es útil en relaciones que se hallan próximas a la separación o el divorcio, ayudando a gestionar de un modo más adecuado las situaciones de interacción y la toma de decisiones.

Otro escenario posible para este tipo de terapia lo constituyen las parejas que, sin acusar grandes conflictos, deseen desarrollar la relación a través del aprendizaje de nuevas dinámicas. Éste sería el caso de parejas en las que uno o ambos miembros puedan experimentar apatía o monotonía, pérdida de la pasión o ausencia de intimidad con la otra persona. La terapia de pareja se orienta al trabajo con las habilidades necesarias para el perfeccionamiento y satisfacción de la pareja.  

El modelo de trabajo en la terapia de pareja es idéntico al del resto de terapias de nuestro centro: se inicia con una fase de evaluación, a la cual sucede la explicación completa del origen y las dinámicas de mantenimiento del problema, así como  el establecimiento de los objetivos concretos que guiarán la terapia, dando todo ello inicio al trabajo conjunto orientado al cambio. En las sesiones podrá existir un tiempo en común con el/la terapeuta y otro individual, en que cada miembro de la pareja se entrevistará con el/la terapeuta a solas, dependiendo de las diferentes necesidades  en cada momento de la terapia.

Algunas de las situaciones que más comúnmente trabajamos en terapia de pareja son las siguientes:

  • Problemas de comunicación
  • Celos e inseguridad
  • Pérdida de la pasión y/o la intimidad
  • Infidelidad
  • Gestión de los desacuerdos en el manejo de pautas educativos con los hijos, en la gestión de problemas económicos u otros aspectos
  • Separación o divorcio
  • Problemas sexuales

Terapia de Sexualidad

La vivencia de la sexualidad es el producto de un aprendizaje que, en ocasiones, puede involucrar situaciones que generan obstáculos de diversa magnitud en el disfrute de las relaciones, generando, entre otros, frustración, tristeza y evitación del sexo. Aunque habitualmente se presenta en el marco de un trabajo conjunto, una terapia sexual puede ser tanto individual como de pareja.

En este caso, el trabajo se orienta, en un plano individual, a la comprensión del problema sexual como un aprendizaje resoluble, al reconocimiento del propio cuerpo y sus sensaciones y a la adquisición del aprendizaje específico de índole sexual que estemos persiguiendo según el problema.

Algunas de las situaciones con las que trabajamos de forma más habitual son las siguientes:

  • Bajo deseo sexual
  • Disfunción eréctil
  • Anorgasmia
  • Vaginismo
  • Eyaculación precoz

Localización de

  • C/Príncipe de Vergara, 56                                         (Madrid)                                                info@itacopsicologos.es

 

 

Nuestras Redes Sociales

            

 

91 5760087 640 949 625

 

 

Últimas entradas del Blog