Oposiciones: Frustración, organización y relaciones sociales

por Ene 24, 2019Blog0 Comentarios

Preparar las oposiciones es un proceso que conlleva mucho estrés, desmotivación, ansiedad, frustración, muchas horas de estudio… Además, estudiar una oposición, requiere mucho esfuerzo y muchas horas y pocas veces esto es entendido por alguien que no está dentro de este mundo. Por ello, en numerosas ocasiones, los opositores se tienen que enfrentar a preguntas de allegados tan molestas como “¿sigues estudiando?”, “¿todavía no has aprobado el examen?”, “¿de verdad no puedes venir de vacaciones? Si solo tienes que estudiar…”  Esto, unido a la sensación de frustración por el proceso de repetir una oposición o de frustración por la incomprensión de las personas que tienes alrededor hace que, muchas veces, te plantees abandonar las oposiciones.

Información

¿Cómo hacer que un periodo tan duro como es el estudio de una oposición sea más llevadero? Lo primero, es tener el conocimiento de a qué nos vamos a enfrentar. Tener información ayudará a tener mayor control sobre el mundo en el que nos vamos a adentrar. Hay muchos blogs acerca de una oposición, grupos de Facebook, amigos que están pasando por esta experiencia… ¿toda esta información nos sirve? No. Hay que ser cautelosos con qué información estamos recibiendo, y esto es extensible a todas las áreas, la información que recibimos puede sesgarnos o hacer que tengamos mayor ansiedad por el proceso, que estudiemos cosas innecesarias…

Lo más recomendable es primero acudir a profesionales, acudir a una academia especializada en la oposición te ayudará a formarte mejor para el examen. Allí encontrarás compañeros que hayan hecho anteriormente el examen y puedan hablarte de su experiencia y con ello, aprendas cómo organizarte, qué estudiar más, de qué modo hay que estudiar algún contenido…

Oposiciones - frustración, organización y relaciones sociales

Organización

Uno de los ejes principales para comenzar una oposición y no desesperarse en el proceso es tener una buena organización del estudio. Esta es otra de las razones por las cuales estar en una academia o con un preparador facilita la organización debido a que van marcando los temas de estudio sesión a sesión. Sin embargo, después de la primera ocasión en que te presentas a una oposición es más frecuente que el segundo año ya no requieras de un preparador externo y pases a ser tú mismo tu preparador. Por ello, no hay que olvidar marcar desde el principio un plan de estudios realista, y establecer recompensas por la ejecución de este.

Tendemos a poner planes de estudios que difícilmente vamos a poder cumplir y, además, solo nos castigamos –criticamos nuestra forma de estudiar, tenemos pensamientos negativos, nos desmotivamos…- cuando no cumplimos el plan, pero… ¿cuando cumplimos el plan marcado hacemos algo? Marcar pequeños premios por el seguimiento del plan previo nos forzará en cierto grado a terminar la tarea. Por ejemplo: ver un capítulo de mi serie favorita solamente si acabo el tema que tengo marcado para hoy.

El estrés

El estrés. Es imposible hablar de exámenes y no hablar de estrés o ansiedad asociado a ellos. Sin embargo, un nivel de activación medianamente alto no es algo negativo. Necesitamos estar activados para poder estar concentrados en el estudio, para poder estudiar durante tantas horas al día… Sin embargo, cuando el nivel de activación es tal que me produce palpitaciones, problemas a la hora de dormir, pensamientos negativos frecuentes… Como primer paso tenemos que, eliminar toda la cafeína y todos los productos que identifiquemos que pueden estar afectando a la activación del sistema nervioso autónomo. Igualmente, procurar mejorar la higiene de sueño, mantener siempre la misma hora para ir a dormir, no tomar productos que me activen cerca de estas horas… Y también recurrir a técnicas de reducción de la activación fisiológica, tales como la respiración diafragmática, ya sea por conocimiento previo de tales técnicas o con ayuda de un profesional.

Oposiciones - frustración, organización y relaciones sociales

Las relaciones sociales

Las relaciones sociales, es difícil que en tu grupo de amigos todos coincidáis en estar en un proceso de oposición. Por lo que las preguntas incómodas antes mencionadas serán frecuentes tanto entre amigos como familiares. Hay que tener presente que la duración del estudio de una oposición tiene una duración determinada, aunque en el momento en el que se está estudiando quizás pierdes alguna actividad con amigos, esto no va a ser una pérdida de relaciones sociales por siempre.

Por otra parte, durante esta temporada quizás tenemos que decir que no a diferentes planes. Y no siempre es tan fácil decir que no sin sentirnos culpables por decirlo. Alguna pauta para decir que no a un plan en estas situaciones es: primero, explicitar nuestra situación actual en lugar de inventarnos alguna excusa. Al rechazar con excusas es más probable que la otra persona encuentre algún modo de convencernos o de encontrar algún hueco en esta y nosotros tendremos que justificarnos más aún para seguir diciendo que no podemos ir.

Por ello, una respuesta concisa expresando el motivo y dejando claro el punto que queremos remarcar evitará que la otra persona persista en su propuesta, si es así, podemos repetir nuestra respuesta de igual modo, afirmando que independientemente de la insistencia del otro nuestra respuesta va a seguir siendo la misma.

Para leer más sobre ansiedad:
https://www.itacopsicologos.es/ansiedad-parte-1/
https://www.itacopsicologos.es/ansiedad-parte-2/

Para leer sobre pensamientos negativos:
https://www.itacopsicologos.es/pensamientos-negativos-en-el-trabajo/

Escrito por Concha Serrador