Las redes sociales y la salud mental

por Oct 9, 2019Blog0 Comentarios

 

El pasado fin de semana tuvo lugar el congreso de la Sociedad para el Avance del Estudio Científico del Comportamiento (SAVECC), en este congreso una de nuestras compañeras y terapeuta en ÍTACO, Carolina Trujillo, presentó la conferencia “Libertad y Redes Sociales. Una aproximación desde el Análisis de conducta”.

En este enlace se puede ver el Simposio completo de Análisis de Conducta y Sociedad, totalmente recomendado.

En su discurso, Carolina habla de cómo el uso de redes sociales es cada vez más ampliamente utilizado,  de cómo funcionan las redes sociales para tenernos enganchados y cómo estas moldean nuestro comportamiento.

Si algo está claro, es que las redes sociales se han convertido en parte de nuestro día a día. Utilizamos las redes sociales para casi todo, y también estas han sido el sustituto de muchos de nuestros comportamientos. Por ejemplo, mientras antes quedaba con un amigo para tomar un café y contarle mi día, ahora hablo con él por WhatsApp o por Facetime, en vez de contar mi día a mis amigos al final de este, registro y subo las actividades que hago día a día…

Las redes sociales son volubles, se adaptan específicamente a cómo las utilizo. Los likes van moldeando mi conducta de publicación, así se publica lo que más se consume y se consume lo que más se publica. De igual modo, las redes se han ido adaptando a las necesidades de la sociedad. Algunas redes sociales como Instagram, la cual ha sido muy criticada- sobre todo en el área de la salud mental por la exposición a determinado tipo de cuerpos, nivel de vida o por la distorsión producida por los filtros- ha dado respuesta a estas críticas incorporando una nueva opción de ayuda relacionada con la salud mental.

¿Sabes en qué consiste?

Instagram ha añadido una opción en su menú de búsquedas. Al introducir la etiqueta “#depresión” se muestra una ventana emergente como la siguiente (ver Imagen 1).

Dentro de esta ventana aparecen tres opciones:

  1. Obtener ayuda
  2. Ver de todas formas
  3. Cancelar

 

Dentro de la opción de obtener ayuda aparece en siguiente cuadro:

  1. Hablar con un amigo. Se explica que el usuario puede llamar o enviar un mensaje a un amigo y si no sabe cómo empezar puede hacerlo diciendo algo como “Estoy pasando por un momento difícil y esperaba poder hablar contigo. Si te parece bien, avísame”.
  2. Hablar con un voluntario de una organización de ayuda. En esta opción te redirecciona a una página la cual cuenta con voluntarios con los que la persona puede ponerse en contacto y hablar sobre cómo se está sintiendo.
  3. Recibe consejos y ayuda. Desde aquí se propone sugerencias que podrían ayudarte – o no- a estar mejor.
herramienta de ayuda en instagram

Imagen 1. Captura de pantalla.

Consejos y ayuda en detalle

Vamos a ver más detalladamente alguno de los consejos que ofrece esta tercera opción. En esta tercera alternativa se explica que estos son pasos que ayudaron a otras personas en momentos difíciles. Y este es uno de los problemas que, personalmente, encuentro a esta opción. ¿Algo que ha ayudado a alguien con #depresión puede ayudarme igualmente a mí? ¿Funciona para todos lo mismo bajo una misma etiqueta?

Cuando hablamos de una etiqueta, como es la #depresión, estamos haciendo alusión a un conjunto de pensamientos, sentimientos y comportamientos que pueden ser cualificados como depresivos. Pero, dentro de esta etiqueta hay un conjunto de emociones y conductas diferentes, p. ej., Yo puedo buscar la #depresión porque no paro de tener pensamientos negativos acerca de mi futuro y no sé cómo pararlos, pero también puedo buscar ese #depresión si estoy metida en la cama y he rechazado los planes para salir de las últimas dos semanas porque no tengo ganas de hacer nada. ¿El mismo consejo sería válido para las dos conductas? Probablemente no.

Si únicamente le ponemos una etiqueta a ese conjunto de emociones y conductas, sin especificar qué conducta o emoción en concreto es la que considero depresiva, encontraré un conjunto de consejos para mejorar- que pueden o no funcionar- porque pueden estar relacionados con esa conducta en concreto o con otra que cabe dentro del abanico de conductas etiquetadas como depresivas.

Imagen 2. Captura de pantalla.

Algunas de las opciones que aparecen como consejos (ver Imagen 2) son las siguientes: sal a dar una vuelta, ve al supermercado, bebe un vaso de agua grande, haz algo que te ayude a relajarte como darte una ducha o descansar un poco… ¿Todos estos consejos sirven para los dos ejemplos anteriormente mencionados? Si llevo 2 semanas rechazando algún plan para salir de la cama y no tengo ganas para salir de ella…¿beber un vaso grande de agua puede ayudarme a aceptar algún plan fuera de casa?

¿Y si no paro de tener pensamientos negativos sobre mi futuro, busco #depresión en Instagram y decido utilizar el consejo de salir a dar una vuelta por el parque? Quizás, lo que ocurra, es que en el parque no haya ningún distractor y mientras paseo esté en bucle con mis pensamientos negativos y vuelva a casa peor de lo que salí. O quizás no, y funciona, y me distraigo y dejo de pensar. Puede funcionar o puede no hacerlo, porque no es una pauta terapéutica que ha sido estudiada para mi conducta de malestar en específico, sino que es un consejo general.

¿Son malos todos estos consejos? No, pero son eso, meramente consejos. Algo que hay que tener en cuenta en todo momento es que lo que propone Instagram son consejos, y así lo hace saber. No son pautas recomendadas por un terapeuta que ha estudiado el problema, ha hecho un análisis funcional del mismo y ha visto que la mejor estrategia para la intervención es empezar por salir a dar un paseo -o cualquier otra pauta de activación conductual- y por ello no hay que tomarlos como tal.

Si bien el hecho de que desde una plataforma como es Instagram se le empiece a dar importancia a la salud mental es algo que celebrar, aún queda camino por recorrer. Quizás en la nueva actualización haya una opción que sea “especifica tu conducta de malestar” y esta que te lleve a consejos más adecuados para esa conducta en particular, o, mejor aún, haya una opción para llamar a tu psicólogo más cercano o mejor preparado para tu conducta problemática.

¿Y tú, qué opinas de esta nueva herramienta de Instagram? ¿La has utilizado?

 

Para leer más sobre redes sociales:

https://www.itacopsicologos.es/ayuda-necesito-atencion/

 

 

Escrito por Concha Serrador

Abrir el chat
¿Hablamos?