91 5760087 Primera sesión informativa gratis ¡Llámanos! C/ Príncipe de Vergara 56, 1º 7 - Madrid
info@itacopsicologos.es

Terapia de Pareja en Madrid

Te ayudamos a solucionar tus conflictos de pareja

Terapias de parejaCuando existe un deterioro o se desencadenan determinadas situaciones de conflicto en la pareja (divorcio o separación, manejo de pautas educativas con los hijos, problemas de comunicación, falta de incentivos en pareja, problemas de tipo sexual,…etc.)

La terapia puede ayudar a modificar dinámicas y estrategias mantenidas en el tiempo que son inadecuadas, mejorar la comunicación tanto verbal como no verbal en pareja, trabajar problemas sexuales, favorecer la resolución de problemas,… y en general, mejorar la interacción para conseguir aumentar el nivel de satisfacción mutuo, siempre tras un intenso trabajo previo de evaluación de las diferentes situaciones problema que pueden existir.

Como trabajamos la terapia de pareja

El trabajo en terapia de pareja siempre es bidireccional, puesto que la conducta de uno tiene un efecto en el otro y al contrario. Normalmente tendemos a echar la culpa a la otra parte y responsabilizarle del problema o de nuestro malestar, cuando en realidad es cosa de dos, los dos son parte implicada en el desarrollo del conflicto. Por lo tanto, no es adecuado centrarse en culpabilizar o victimizar a una de las partes, sino en evaluar qué dinámicas comportamentales se están manteniendo y cómo poder cambiarlas para mejorar la calidad de la relación.

Aunque no siempre la terapia de pareja está concebida únicamente para mantener la unión entre dos personas, sino que en algunos casos, y como resultado de la intervención terapéutica, ambos pueden llegar a la conclusión de que la vía adecuada para su bienestar es la ruptura. El acompañamiento psicológico en esta fase forma parte también de una terapia de pareja.

Duración

La efectividad y la duración de la terapia de pareja va a depender en gran medida del esfuerzo e interés que los miembros de la pareja muestren ante el trabajo en equipo que se lleva a cabo, tanto en pareja como a nivel individual, para poder ir avanzando en el proceso terapéutico.

En los últimos años, ha habido un aumento substancial de la demanda de terapia de pareja, no necesariamente debido a que haya más problemas de pareja ahora que antes, sino que también hay más confianza en la labor profesional de los psicólogos en este ámbito, entre otros factores.

Por supuesto, el terapeuta en ningún momento toma partido por ninguna de las partes ni se posiciona a favor o en contra, sino que mantiene un rol mediador y neutral absteniéndose de realizar juicios de valor respecto a los problemas presentados.