91 5760087 Primera sesión informativa gratis ¡Llámanos! C/ Príncipe de Vergara 56, 1º 7 - Madrid
info@itacopsicologos.es

¿Cuáles son las 10 fobias más comunes? ¿Y las fobias más raras?

fobias comunes dentofobia

Las fobias son uno de los problemas de ansiedad más extendidos en nuestra sociedad actual. Es un tipo de trastorno de ansiedad aprendido y asociado a situaciones u objetos que son interpretados irracionalmente como amenazantes, cuando en realidad no suponen ningún peligro para la persona.

Si nos ceñimos a su definición específica según el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-IV), una fobia es un tipo de trastorno de ansiedad que se caracteriza por un miedo intenso, irracional y desproporcionado ante objetos o situaciones específicas.

Es importante recalcar aquí que la ansiedad en sí misma es una respuesta adaptativa de supervivencia, presente en nuestro repertorio comportamental y necesaria para mantenernos alerta y protegernos de posibles peligros o amenazas. Por ejemplo, si en este mismo instante un león gigantesco apareciera por la puerta, nuestra respuesta automática y defensiva sería la huida, así como una activación fisiológica intensa (aceleración del ritmo cardíaco, aumento de la presión sanguínea y de la tensión muscular…etc.).

Sin embargo, cuando la respuesta de ansiedad empieza a aparecer ante estímulos no amenazantes y se mantiene en el tiempo (se da un aprendizaje, puesto que dichos estímulos no resultan amenazantes para todo el mundo), estaríamos ante una fobia irracional.

Ante esta situación, la persona comienza a evitar sistemáticamente cualquier situación que le provoque ansiedad, adquiriendo así estrategias de afrontamiento de tipo evitativo, que aunque a corto plazo funcionan (reducen mi ansiedad y me alivian), mantienen la problemática en el tiempo. El “miedo a tener miedo” se convierte en mi modus operandi.

tipos de fobias: fobias acrofobia

Más de 250 tipos de fobias

En la actualidad existen más de 250 tipos de fobias conocidas. Se calcula que el 7% de la población mundial padece algún tipo de fobia, es decir, una de cada 20 personas, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), siendo más frecuentes en mujeres que en varones.

En general podemos dividir los tipos de fobias en dos grupos diferenciados: las fobias específicas (a situaciones u objetos concretos) y las fobias sociales (a situaciones o eventos sociales de diversas características), siendo las primeras más frecuentes.

Las 10 fobias más comunes

Aunque es complicado hacer una clasificación exacta sobre las 10 fobias más frecuentes (ya que varían en función de variables como el sexo y la edad;  por ejemplo, los adolescentes padecen más fobias de tipo social que  los adultos), podríamos decir que las 10 fobias más comunes son:

  1. Aracnofobia (fobia a las arañas). Es la fobia más frecuente y extendida, con una incidencia del 33% de la población.
  2. Ofidiofobia o herpetofobia (fobia a las serpientes). Ocupa el segundo lugar, aunque en muchos de los casos no llega a ser realmente limitante debido al poco contacto con estos animales en nuestro día a día.
  3. Brontofobia o astrafobia (fobia a fenómenos naturales). Miedo intenso a los truenos, rayos, tormentas,… con un 15% de incidencia. Puede llegar a ser muy limitante si la persona condiciona su comportamiento en función del tiempo (ej. no salir de casa o planificarse en función del parte meteorológico).
  4. Tripanofobia (fobia a las inyecciones) o la también relacionada Hematofobia (fobia a la sangre o a ver heridas).
  5. Claustrofobia (fobia a los espacios cerrados). Como ascensores, metro, atascos, centros comercialesIncluso ante puertas giratorias. Es una sensación de miedo intenso y ansiedad ante la imposibilidad de salir de un lugar.
  6. Dentofobia (fobia al dentista). Incluso escuchar o planificar una cita puede disparar los niveles de ansiedad de forma desproporcionada.
  7. Aerofobia (fobia a volar en avión). Es unas de las más comunes, pudiendo llegar a aparecer los primeros síntomas de ansiedad incluso semanas antes del viaje. Este tipo de situación podría suponer un peligro justificado, si no fuera porque está comprobado que la probabilidad de morir en un accidente aéreo es de 1 entre 11 millones, de ahí que hablemos de una fobia irracional.

tipos de fobias: aerofobia

8.   Acrofobia (fobia a las alturas). No se trata sólo de una sensación de vértigo real, sino de una respuesta de miedo intenso ante situaciones cotidianas carentes de peligro, como asomarse a un balcón o subirse a una escalera.

9.   Cinofobia (fobia a los perros). No necesariamente por una experiencia negativa con estos animales, puede desarrollarse igualmente este miedo irracional.

10. Agorafobia (fobia a los espacios abiertos). Lo contrario a claustrofobia, miedo intenso a                    alejarse de casa o de nuestro espacio de seguridad, por miedo a padecer un episodio de pánico y no              pueda recibir ayuda.

Otras fobias comunes que no se reflejan en esta lista, serían por ejemplo la Escotofobia o fobia a la oscuridad (en niños suele ser evolutivo, sin embargo también aparece en adultos); la Necrofobia o fobia a la muerte (es instintivo de nuestra especie, puesto que es algo inevitable, pero en algunas personas llega a ser muy limitante); la Glosofobia o fobia  a hablar en público…etc.

También existen fobias menos frecuentes o extendidas, las llamadas fobias raras, cuyo contenido específico puede llegar a ser la mar de diverso. Aquí os dejamos algunos ejemplos.

  1. Tripofobia (fobia a los agujeros o cavidades)
  2. Fagofobia (fobia a tragar)
  3. Catisofobia (fobia a sentarse)
  4. Tetrafobia (fobia al número 4)
  5. Caliginefobia (fobia a las mujeres hermosas)
  6. Sonmifobia (fobia a dormir)
  7. Coulrofobia (fobia a los payasos)
  8. Omfalofobia (fobia a los ombligos)
  9. Pogonofobia (fobia las barbas)
  10. Hipopotomonstrosesquipedaliofobia (fobia a las palabras largas)

tipo de fobia: somnifobia

¿Se pueden “curar” las fobias?

Independientemente del contenido, las fobias pueden tratarse sin problema desde la terapia cognitivo-conductual, con un porcentaje muy elevado de éxito.

De hecho, es una de las demandas más frecuentes en terapia, como consecuencia de la limitación que supone a veces para la persona en su vida cotidiana.

Compartir entrada: