91 5760087 Primera sesión informativa gratis ¡Llámanos! C/ Príncipe de Vergara 56, 1º 7 - Madrid
info@itacopsicologos.es

10 claves para superar una separación o ruptura de pareja

thumb

¿Cómo hacer frente a una situación de separación? ¿Cómo superar el dolor causado por la ruptura? ¿Cómo seguir adelante y pasar página? ¿Hay vida después de una separación?

Las rupturas o separaciones de pareja son una de las situaciones vitales estresantes más frecuentes en terapia.

Según el INE (Instituto Nacional de Estadística), durante los 5 años anteriores a 2014 habría disminuido el número de divorcios y separaciones en España.

Sin embargo, durante el 2014 el número de divorcios se incrementó un 5,6%, el de separaciones creció un 2,7% y el de nulidades aumentó un 2,7% respecto al 2013. Hay varias causas que se barajan por los expertos para explicar este incremento, como la denominada “Ley de divorcio exprés” o el comienzo de la remisión de la crisis económica. Hay que señalar que estas cifras no reflejan las separaciones de parejas de hecho o de parejas no casadas.

Más allá de los datos meramente informativos (y algo “fríos”, hemos de reconocer), nos adentramos en la verdadera realidad de una ruptura o de una separación. La dura realidad que se nos presenta cuando nuestra vida da un giro de 360 grados y todas nuestras rutinas se ven modificadas: abandono del domicilio por parte de uno de los miembros de la pareja, reorganización de las tareas y rutinas, abordaje del cuidado de los hijos si los hay, comunicación de la noticia a la familia y amigos…etc.Pareja 2

Y sobre todo la presencia de nuevos pensamientos que no podemos controlar, y que ocasionan fuertes sentimientos de soledad, tristeza y bloqueo:

“¿Y si hubiera podido hacer algo para impedirlo?”

“¿Por qué actúa así, cómo ha sido capaz, cómo me ha podido hacer esto?”

“No voy a ser capaz de superarlo, no puedo vivir sin él/ella…”

“Me voy a quedar solo/a, nunca encontraré a nadie…”

Aquí van 10 claves o recursos básicos para abordar el malestar y el dolor generado por una separación o ruptura de pareja:

grafica_ascendente2

1. Es un proceso, que aunque nunca es lineal, sí es ascendente.

2. “Darnos permiso” para tener sentimientos negativos como rabia, tristeza, confusión, ansiedad por el futuro… Son también parte del proceso. El no permitirnos sentirlos generaría un bloqueo mantenido en el tiempo, que nos impediría avanzar en el proceso. No exigirnos “estar bien”, no sería realista cuando se trata de una persona que ha sido importante en mi vida.

3. Ponernos objetivos a corto plazo (que sean realistas). Nos permitirá ir acumulando pequeños logros y aumentando nuestra sensación de autoeficacia y motivación.

4. “Ventilar” la situación o apoyarnos en familiares y amigos. La red social disponible es una parte fundamental en este proceso, que puede facilitar en gran medida el proceso de adaptación y de mejora del estado de ánimo.

5. Mantener la tasa de actividades gratificantes y una rutina diaria. Luchar contra la pereza o la apatía para combatir la inactividad, puede ayudarnos a mantener un estado de ánimo más estable. Es conveniente mantener una rutina establecida o crear rutinas nuevas si es necesario (ej. no dejar de ir a trabajar o mantener el ejercicio físico).

6. Retomar actividades, intereses o relaciones con personas con las que disfrutábamos antes de estar en pareja. Ir poco a poco asociando nuevas situaciones, personas y actividades a esta nueva etapa, facilitando el proceso de habituación.

7. Si la decisión de ruptura o separación es firme, intentar mantener el mínimo contacto con el otro miembro de la pareja, al menos a corto plazo, para evitar caer en dinámicas de discusión que nos generen un desgaste emocional añadido.

8. Darnos cuenta de que, a pesar del dolor, también hay momentos buenos. Que conseguimos disfrutar de ciertas actividades o personas a pesar de todo. Nos ayudará a relativizar la sensación “de incapacidad de superarlo”, y a verlo todo de una manera menos catastrófica.

9. Centrarnos en el “aquí y ahora”. El pasado ya no podemos cambiarlo, pero el futuro no tiene por qué ser tan catastrófico como anticipamos.

10. Ojo con el refrán “un clavo saca otro clavo”. En este punto nos encontramos en una situación de vulnerabilidad emocional, en la que no es recomendable ni tomar decisiones importantes ni tampoco lanzarnos a los brazos de la primera persona que nos reconforte. No elegir a alguien como “vía de escape” del miedo o del dolor.

confuso-300x199

Hay que recordar que la terapia psicológica ayuda a superar este proceso de una manera exitosa y efectiva, a través del aprendizaje de herramientas y recursos terapéuticos que nos permitirán gestionar los pensamientos irracionales responsables de las emociones de ansiedad, culpa, tristeza…etc.; así como el afrontamiento de la situación de la manera más adecuada.

 

Compartir entrada: